sábado, enero 06, 2007

liberación aparente.

Último cuadro de la Srta Carla Antonioli, aka la que escribe en este blog. Comenzado a fines del 2006, y finalizado hace 2 días, tras un período de sequía de casi un año debido a tesis, playa, msn, hombres, alcohol, rock n' roll, cangrejas, estudios, amistades, y uno que otro viaje, finalmente nace el último hijo de la autora.

La autora dice que por ahora no vende sus pinturas y en muy raras ocasiones las regala debido a que son sus hijos. La última vez que un diske importante admirador trato de comprarle una (JJP, el rector), le subió la pensión de la universidad, luego de ver que ella aparte de estudiar economía también se daba el tiempo para aiesequear, pintar, tragar, bailar y admirar a tenistas. Luego de este incidente abandonó indefinidamente hacer de su pasión un negocio lucrativo.

La Srta Antonioli que se caracteriza por su extrema zurdesa, discordinación deportiva, adicción a la mostaza, risa escandalosa, uso de palabras complicadas y apodada chica coca cola, padecía de de dislexia desde que era pequeña. A pesar de esta aparente "inutilidad" comenzó a pintar desde muy joven y luego una terapeuta, de cuyo nombre no se acuerda, le corrigió tal desorden. Dibujaba primero muñequitas con grandes dedos con su Sr Padre, el apodado "papi" en algunos post de este blog, hijo del gran capo SR Totó Antonio. Luego sus pequeñas obras las regalaba a su madrina, o a quien quisiera aceptar los dibujos de una niña de 3 años. Los tiempos pasaron y debido a que su madre pensó que tenia talento se metió a estudiar en el museo de la Nación casi 4 años. Esto le permitió exponer en el Museo de Arte de Lima, en Barranco, en el colegio, en el Museo de la Nación y quedar finalista en dos concursos internacionales realizado en Grecia y Holanda. Además, expuso en New York debido a sus contactos aiesecos, y en Quito, debido a que una amiga de su madre es directora cultural de la cuidad. La Srta Antonioli ha participado en infinidad de concursos nacionales e internacionales y aún llora porque no le devuelven cuadros... hijos regalados debido a un afán de reconocimiento.

Luego debido a que como se observa en la mayoría de sus cuadros, la estética parece importarle y tiene cierta pasión por la moda, decidió estudiar cursos en Mod'art y casi abandona por enésima vez la economía. Su amor al arte la hacía llorar cuando sentía el olor a acre mientras pasaba por la facultad de arte en la Católica, cuando trabajaba en ese recinto, destruyendo documentos y envarada con roche.

Cuando le preguntan a la autora ¿por qué pinta? ella dice "porque es terapia". Y como se alucina artista, dice que el color es su palabra. Así como los escritores usan la palabra, para darnos sensaciones, olores, sabores e imágenes, ella usa los colores. "Un cuadro te puede provocar muchas emociones, es como una opera, pero cada uno genera su propia música, te puede hacer llorar, te puede hipnotizar, lo puedes odiar, pero una vez que te llena, no puedes dejar de analizarlo", "no es solo si es lienzo, si es acuarela, si según las leyes debes dibujar geométricamente, o si no debes usar blanco o negro para crear luces y formas, pintar es una forma pura de expresar tus demonios, tus alegrías y miedos mediante colores, es más tus obras pueden representar lo que es tu vida, o tu personalidad, por algo te hacen dibujar en los test de sicología, o si no miren a Pollock (uno de mis favoritos) como los laberintos en las pinturas, hacen que revele de alguna manera en su obra sus demonios interiores, que desencadenaron su posterior suicido"

Bueno, más allá de todos los análisis y respuestas en las auto entrevistas, la autora pinta en su mayoría mujeres y abstractos. Quizá la mujer es para representar su ideal, o para representar lo que siente en ese momento, los abstractos son colores sin forma. "El que más recuerdo, fue un abstracto que parecía un cangrejo sobre un arco iris, que yace en una pared de mi colegio", dice algo nostálgica. Dice que además no tiene un draf o un patrón. "Muy raras veces planeo mis pinturas, normalmente dejo que el pincel me lleve, y solo se lo que hago cuando decido abandonarlas, porque es así un cuadro no se termina, se abandona".

Y este último cuadro, ¿qué significa? ¿que muestra?. "Liberación aparente (todos los cuadros tienen nombre) es parte de mí, pero esta mujer con otro cuerpo, en el centro con una ligera inclinación a la izquierda (recuérdese que la pintora es zurda) tiene mi rostro, y es parte de una liberación", Como el título lo indica, es dejar atrás problemas, finalizar proyectos mediante sangre que representa el esfuerzo, la pureza, el dolor y el trastorno borderline mediante un corte en el pecho, cercano al corazón, como el motor de sensaciones, más no de pensamientos racionales. El fondo claro significa la búsqueda de paz, matizada con algunas fantasías infantiles y el fondo oscuro significan problemas, traumas o acosos de su vida actual. "El azul es un color que simboliza tranquilidad y melancolía y de alguna manera que el personaje principal este medio desnudo liberándose de ropa de este color, significa que se libera de esta tristeza, que a veces la ataca sobre todo en agosto, porque al final siempre trato de expresarme en los cuadros, y me identifico con las mujeres, aunque porque casi siempre tienen algo mio, sea el lunar debajo de la ceja, la mirada o lo que siento en ese momento....uso mucho azul y rojo en mis pinturas siempre, dos colores que por su interpretación son extremos", "trato a veces de hacer los cuadros más personales, muchas veces me han dicho como una chica de 20 años, puede pintar caras tan tristes, o como puedo usar colores tan fuertes" y es que la vida va y viene, es el mar, te hundes, flotas o aprendes a nadar e incluso a surfear. "Quizá un sicólogo podría interpretar mejor los cuadros que yo, aunque siempre digo que la economía es la sicología en números, así que debería ser más explícita" añade Cala.

Encebollarse, según la autora es una palabra que a veces la identifica, "hablo y hablo, pero cuando me preguntan que sientes, que piensas en algunos temas personales, me quedo muda y me encebello como Vallejo, no me salen las palabras". Sentimientos, palabras, sueños no frustrados, ilusiones y momentos, quizá como dice la autora se cumple su propia metáfora, "el color es mi palabra" así que cuando quieran al menos "entender que dice, o que piensa" no le pidan que hable, simplemente denle un papel y que pinte, esa es su forma más pura de expresión debido a que no usa muletillas, ni medias tintas, ni esconde nada, solo deja que la pintura haga su trabajo y revele sus pensamientos.

C.

6 comentarios:

Nikki dijo...

"Any great work of art ... revives and readapts time and space, and the measure of its success is the extent to which it makes you an inhabitant of that world, the extent to which it invites you in and lets you breathe its strange, special air."
- Leonard Bernstein

Cristina dijo...

Muy bien Carla!!! Es chevere que tengas un canal de relajacion tan interesante y tan chevere como lo es la pintura. Quizas no puedas decir o no puedas expresar muchas veces lo que sientes o se te hace dificil o simplemente no quieres hacerlo con palabras, entonces puedes pintar un cuadro que simbolice todo eso...muy bien pelada!!!

Cesar dijo...

En esta reseña salida aparentemente de Gatopardo o revista similar pero de europa les falto hablar del amplio, flagrante, pulido y cordial y lumpe lexico de la artista...

No hay nada mejor que sacar los demonios para saber lo ke somos y conocernos mejor..solo no los dejes escapar porque son parte tuya..

Carla dijo...

hay q enfrentar los problemas y tomar las riendas de la vida....
y bueno si falto el grácil vocabulario de la pintora, como se le pudo olvidar a la entrevistadora! si es un símbolo característico de aquella artista!, mal, mal, mal.... parece reportera de panorama

busy bossy dijo...

esa señora tiene los senos muy arriba

Carla dijo...

si ta media deforme la tía.