domingo, mayo 15, 2011

hi five!

Este es el mes del aniversario de la fumada, de la porquería, de la malicia, de la cochinada, de la complicidad, de la astucia. Han pasado casi 5 años desde que empecé a escribir por acá. En ese entonces el escenario y mi vida eran muy diferentes a lo que son ahora. Escribo por el simple placer de escribir. De la satisfacción de poder dedicarme a algo, así solo me lea mi hermana y otros dos gatos. De algo que me llena y que me encanta. De poder registrar, como he cambiado, como he mutado y como sigo avanzando.

En el 2006, estaba por comenzar mi tesis, terminando la carrera, tenia novio y tenía otros planes sobre lo que haría con mi vida. Era una economista wanna be que se estaba especializando en Comercio Internacional y Regulación. 5 años después, no hago ni lo uno, ni lo otro. El tiempo me ha enseñado, que mientras más planeo, más me sale todo diferente. No soporta que lo subordine, y lo controle, como yo.

Hace 5 años también, me encontraba trabajando en ADEX. Lo mejor de ese trabajo fueron los amigos que hice y todo lo que aprendí. En un momento eramos 10 mujeres y 1 hombre. Que paciencia tocayo tanto estrógeno y lágrimas son solo para valientes. Después de todo ese tiempo, la amistad sigue y se fortalece. Otra de las cosas que más me gustaban de esa chamba era ir a las negociaciones y alucinar con modelos medio pastrulos de comercio. Soñaba con ser una experta negociadora nata y trabajar en el comité de controversias de la OMC, o al menos hacer una pasantía chiquita ahí. Uno de los momentos que más recuerdo de estas aventuras, aparte de los brownies albinos, (ya saben mis nefastas experiencias con el chocolate) fue cuando Venezuela renunció a la CAN. El entonces representante de aquel país lloró de impotencia cuando se retiraba de una organización, que, hasta ahora, nadie entiende como realmente funciona pero que tiene un arancel externo común. Su desesperación me conmovió. Tengo esa imagen en la cabeza aún como si fuera ayer: Sus palabras, la sala, su ropa, la prensa esperándolo, los flashes... y yo algunas filas más atrás, observando... como siempre. Registré algunas experiencias de esa chamba en este blog. El gran viaje a Argentina, lleno de éxitos profesionales, el primero que hice a un México que me trae recuerdos gratos y me da respuestas cuando nos encontramos. Eurocentro, las ferias, las aventuras con Clau y el adiós.

Paralelamente a esas aventuras laborales, se desarrollaba una lucha con el adorado papper. Tuve una gran compañera y ese fue el ingrediente principal para lograr el éxito a pesar de no dormir, subir 10 kilos, nunca agachar la cabeza a pesar de que la salud se rebeló y el llanto incontrolable que surgió al final del camino en conjunto. Que grandes! sublimes.

En fin, podría escribir tantas cosas, porque siento que en estos 5 años he vivido y he cambiado más de lo que cambié en los 20 años anteriores. No solo porque los brackets hicieron maravillas, por las 40 dietas, por fui fiel a la psicóloga, porque me gradué y finalmente puede abrazar el escribir profesionalmente y la comunicación como siempre quise y que me generaba mil frustraciones cuando peleaba con la economía en los pasillos de la Pacífico. Porque cuando caminaba por la Facultad de Arte de la Cato en mi primera chamba a los 18 años, y el olor a pintura se me metía por los poros y me estrujaba el corazón al sentir que no podía dedicarme en cuerpo entero a una de las cosas que más amaba. Porque aprendí a tener un poco más de paciencia. Porque las noches en la clínica, en la soledad, en los miles de temores, en las miles de sonrisas, en el apoyo de las grandes personas que han rodeado mi camino y que hoy por hoy me hacen sentir infinitamente afortunada al dejarme ser parte de sus vidas. Porque me permite opinar (siempre con investigaciones y fundamentos) sobre relaciones, amores, opiniones, poesía y pastruladas espontáneas. Porque es un registrado de datos... porque es un gran viaje. Porque nunca hay que cansarse de aprender...porque casi 5 años fumando cochinadas han sido gratos. Que viva fumar cochinadas, el rosado y el morado, la mostaza, la Coca Cola, el buen sexo, los buenos amigos, las matemáticas, el Social Media, los retos y Hello Kitty.



C.

2 comentarios:

Karla Ticona dijo...

yo tb te leo!!!
Feliz aniversario Toks!!!
Y brindo por los 5 años bloggeando donde tanto se ha avanzado y porque lo seguiremos haciendo, con fe y alegría! :)

beso
KT

Lorena dijo...

¡Feliz aniversario, bro!!!