miércoles, diciembre 08, 2010

Oda a tu exquisito ser


Fue amor a primera vista.
Te vi pasar y tu color tostado simplemente me cautivó.
Tu aroma atrapó mis sentidos, tu sabor se hizo cómplice.

Nuestros sentimientos se alinearon.
La química fue instantánea.
Supe que te quería por siempre en mi vida.
Ese fue el inicio de nuestra historia juntos.

Han pasado más de 20 años y nuestra relación se ha ido fortaleciendo.
Te encuentro en cada esquina, en cada Restaurant.
Siempre estás cuando te necesito.
Te invoco y apareces.

No te dan celos que te acompañe con una coca cola,
y te puedo sazonar con especies mágicas.
Hasta te dejas bañar en mostaza sin protestar.
Todos te quieren meter diente. Eres irresistible.
El sex symbol de mi almuerzo.

Desde la caja toráxica en El Rancho,
hasta el Pappas después del gimnasio.
El danzar que generas en mi papilas gustativas,
El orgasmo y el manjar de tu sabor.
El recuerdo que me dejas después de nuestros encuentros.

La ansias y la sonrisa que me das,
A pesar de que te den vuelta en grupo,
escribo odas a tu exquisito ser.

Yo igual me rindo a tus placeres.
Oh! exquisito pollo a la brasa.
Tu sola presencia me da felicidad.


C.

3 comentarios:

SYB dijo...

jajaajaja ay Carla no sabes cómo me has hecho reir....eso de que "te dan vuelta en grupo"" jajaja

Conicidad dijo...

hasta ahora no se como haces para que algo tan normal como comer pollo a la brasa suene mañosaso j ...."el recuerdo que me dejas después de nuestros encuentros" jajajaaja ;)

Flavia Tarazona Alatrista dijo...

Carajo cal se me ha antojado un pollo a la brasa ahorita mismo y estoy en la chamba... puchas como haces eso sobretodo a mí que el pollo no me mueve mucho..ahrrr