sábado, diciembre 27, 2008

Y las cosas cambian....y terminan en este año que se va...

Y no se como podría empezar el penúltimo post del año (falta el de canción del mes), en unos casi 12 meses que han sido realmente buenos, y que ha estado marcado por turbulencias, situaciones, excepciones, y no sé si casualidades. Un año de aquí para allá, de pérdidas y ganancias, de justicias extrañas y de círculos entrelazados.

Como todo en esta vida, el calendario ha instalado que el punto climax sea el miércoles de la próxima semana, el termino, el fin, la conclusión, que guia mis actos, que separa mis reflexiones, que anima mi andar. Hemos caminado de la mano juntos, leído más o menos, y conocido gente nueva, dejando a algunos viejos en algunas partes (no necesariamente mitades) del camino.

La mayoría de cosas que me ha dejado este año son gratas, muchas son privadas y prefiero autocelebrarlas dándome un golpe en la espalda, calladito. Un buen año luego de dos años que fueron literalmente mierda, y claro otras cosas que no son gratas, las dejé tiradas en el camino. Me hice más vieja (no descubro aún las pastillas de Lain que rejuvenecen porque están excesivamente caras y saben que soy anti-Herbalife), confirmadísimo, pero ahora tengo más experiencia. Una de mis grandes pasiones y porque no decirlo pavoneándome, mi gran talento, me permitió darme en el acto, involucrarme como si me arrojara a los brazos de un amante con resultados exquisitos, no solo en su perfume, sobre todo en textura y contenido. La pluma surgió, vivió y nunca murió, la pintura también fluyó en un vals de música, quizá un extraño vals de heavy metal, pero finalmente surgió. Brindemos porque las cosas frescas se mantengan siempre y que cada día tengamos más vida, y un buen libro en la mesa de noche para tener un buen tema para soñar.

Roguemos al dios que le recemos, a la energía, al fenómeno o lo que el sincretismo nos dicte, que cada año que viene sea no se si mejor, pero más exquisito, en sus formas, en sus besos, en sus afectos, en la ternura y sobre todo en las situaciones. Una bonita etapa con un cúmulo de sentimientos positivos, siempre haciendo un espacio para vagar, y de imaginación cuando caminamos sobre las letras, de esta humilde bloguera, o de lo que sea que les guste hacer, desde el sexo, hasta la comida, desde el beso hasta el grito, desde la belleza hasta la oscuridad total, disfruta, goza, vive y ameniza la situación. Sigamos aún por esta travesía.

En un mundo cambiante, nuevo paradigma, crisis financiera internacional, movidas, y cada vez más difícil en los que voy andando, esperemos que las etapas sigan viniendo y podamos andar, y que las flores aún sigan creciendo mientras adornan los cabellos...y mantengo las manos firmes en el timón del auto de turno que me guia por el camino amarillo mientras golpeo mis zapatos rojos de rubíes.


Feliz año 2009
¡Que la pasen de lo mejor!
Y que abunden las letras virtuales, ¡sí señor!

C.

2 comentarios:

Karla.Ticona dijo...

este es uno de los mejores posts que te he leído querido Tocaya... la vida se encargará de ponernos en el lugar indicado y que al seguir andando nos sintamos como en el hogar, que las letras, la danza, la música y el arte sigan sobreviviendo y fluyendo; mientras vamos creciendo ;)

Te quiero mucho, eres una persona importante en mi vida, disculpa q sea tan autista de enamorada, pero sé que sabes, que te adoro con loca pasión; y q el msn, el fb y todos los canales virtuales siempre nos mantendrán conectadas.

BRINDO por un mejor año, mil veces mejor que el 2008.

Muchos cariños, KT

Edilberto Cabrera dijo...

Hola, acabo de leer tu última entrada. Sentidas reflexiones para un año que se fue, muchas esperanzas para el nuevo.

Saludos.